Funiculares

El máximo confort sobre raíles

Exitosos desde hace más de 125 años

 

Un funicular Doppelmayr/Garaventa puede construirse en ciudades, zonas rurales o terrenos montañosos, dado que este sistema tirado por cable sobre raíles supera sin problemas las curvas y los cambios de pendiente. Gracias al trazado cercano al suelo, el funicular destaca por su disponibilidad idónea bajo todo tipo de condiciones climáticas y además convence por su larga vida útil de unos 40 años y gastos de mantenimiento moderados.

Los vehículos se llevan habitualmente en un servicio de vaivén mediante un cable de tracción. Mientras que en tramos cortos es posible instalar dos filas de carriles en paralelo, en las instalaciones más largas se utiliza un solo carril con un apartadero a mitad del recorrido. Gracias a la posibilidad de implementar estaciones intermedias, este sistema es particularmente adecuado para servir de transporte público. Con personal o completamente automáticos, los vagones o las composiciones de vagones siempre se adaptan a las necesidades y los deseos de los clientes. Además, con una capacidad de varios centenares de personas y velocidades de hasta 14 m/s, el funicular convence con muy alta capacidad de transporte.

 

El funicular en resumen

  • Ideal para el transporte, también combinado, de personas y materiales
  • Gran confort
  • Larga vida operativa y alta rentabilidad
  • Nuevas perspectivas económicas gracias a los funiculares completamente automáticos

Media